lunes, 25 de abril de 2011

BlueMoon (díptico). Un cuadro de jazz de Alejo Lopomo

BlueMoon (díptico). ©Alejo Lopomo/Vegap
Blue Moon (Díptico). 1986
Acrílico sobre lienzo
150 X 260 cm.
Alejo Lopomo.

Cuando acabé de pintar el alma de la bella dama monstruosa que ya conocéis, me di cuenta de que los artistas, por muy creadores  de belleza o de fealdad  que seamos, somos también, gente de doble o triple cara según se mire. Por un lado presentamos una fachada exterior moldeable, que puede ir desde la belleza de una Gisselle Bounchen o  un Brad Pritt por ejemplo, hasta el horripilante careto de un Pinochet o Jose Mº Ansar (que tienen el monstruo por fuera y por dentro); Y viviendo en el interior de todos nosotros,  el vicioso y horrible  engendro hacedor de arte y putadas que he pintado aquí. En algunos seres también habita un angelito bondadoso; pero en ningún caso dentro de curas, militares y políticos que solo tienen el monstruo cuentista  y un careto engañabobos.

Esta claro que en  Blue Moon, aparece la verdadera cara de las personas. Aquella  que esta escondida detrás de las falsas sonrisas y de los hechos inconfesables… Para entenderlo mejor, usted piense en grandes creadores como Charlie Parker; Bud Powell; Miles Davis; Paul Gauguin; Pablo Picasso o Chet Baker, que aun anidando a esperpentos de categoría en sus almas, nos regalaron verdaderas maravillas artísticas radiantes de belleza. Fue por ello  que necesite reflejar el lado donde estamos casi todos los artistas y lo que terminó transformando a Blue Moon en un díptico que muestra lo que no se ve de nosotros.... 
Y usted: ¿Que tal lleva a su monstruo? ¿Se le ha manifestado últimamente?...

8 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

La realidad es poliédrica pero el arte sometido a la dictadura de los mecenas y de los compradores le costó aceptarlo. Desde que el artista fue consciente de su propia individualidad y pudo sacar a flote sus demonios interiores pudo alcanzar una dimensión desconocida hasta entonces.
Es un díptico de sensual belleza con hermosos efectos lumínicos.

kuto dijo...

La parte invisible de la realidad poliedrica es la que intentamos descubrir aqui, DrKrapp.
Lo de" la sensual belleza con hermosos efectos lumínicos" me ha encantado, porque es la descripción exacta de lo que he intentado que haga el pianista... Bueno, el monstruo del artista... ¡Leches! Me parece que ya no me entiendo ni yo mismo en medio de este enredo psicoanalítico.
Un abrazo, amigo.

Werty dijo...

Este es un poco espeluznante. Creo que es por el pianista. Su imagen es un poco aterradora. Me encanto la verdad.

Saludos!

kuto dijo...

Werty. La cosa va de monstruos y si el cuadro es espeluznante para ti y al mismo tiempo te encantó, es que el objetivo esta conseguido. Haciendo una parábola, "Psicosis"de Hichcock es una película espeluznante que me encantó... En cambio, a mi primo le pareció de risa. El arte tiene estas cosas, es como un cajón de sastre....

Troglo Jones dijo...

Los monstruos se llevan como se pueden, lo difícil es convertir el monstruo en arte, como haces tú. Y cierto que hay algunos que no tienen lado bueno, los cojas por donde los cojas.

Abrazos.

kuto dijo...

Troglo. Me ha encantado eso de " que hay algunos que no tienen lado bueno, los cojas por donde los cojas". Me parece que esa es una verdad absoluta. Me encantaría ver sus nombres en una lista....
.... Bueno, pensándolo bien creo que podríamos comenzar por los nombres de los candidatos que figuran en las listas para las elecciones en Spain....

Jazz dijo...

Evidentemente el arte está redimiendo al monstruo porque la dama sigue allí absorta escuchándolo.
Esta es una de las tantas funciones que cumple el arte, la de redimir al artista de sus montruosidades es una de ellas.
Un abrazo.

kuto dijo...

Suscribo al 100% tu gran comentario amigo "Jazz". ¡Choca esos 5!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...